lunes, 18 de abril de 2016

Curso Coaching Ontológico en Bogotá - Desaprender para Aprender


No te empeñes tanto en educar a los niños, empéñate en educarte a ti mismo y los niños serán bien educados.



Este enlace es útil si buscar temas relacioandos a la educación, al niño interior, a los procesos de aprendizaje, la educación emocional o inteligencia emocional y como afecta al adulto, Los procesos de coaching se relacionan con aprendizajes olvidados o sustituídos por hábitos menos efectivos y explicaciones en vez de fenómenos. Coaching ontológico en Buenos Aires o en Bogotá Colombia.

sábado, 26 de marzo de 2016

PREGUNTAS SOBRE COACHING

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL COACHING (FAQ)

De mi puño y letra quiero responder algunas preguntas comunes, y que se repiten, respecto a lo que se espera y ofrece una formación de Coaching. Aquí puedes evacuar dudas acerca de la salida laboral, que significa la ontología, cuántos tipos de coaching hay, qué significa el aval, y otras cuestiones que son importantes a la hora de decidirse.

Recuerdo cuando yo estaba buscando información, que aún, siendo Trainer en PNL, y estando en el rubro, había ciertas cuestiones qué no terminaba de entender. Hoy tengo un panorama mucho más claro (aunque sigo aprendiendo) y decidí compartirlo. Espero sea bien recibido, lo escribo desde mi mirada, y por supuesto, no es la verdad, sino mi opinión. Es conveniente comparar con otras fuentes de información también.

Axel Persello – Director de IAFI



¿A qué me habilita el título de Coach?

Esta respuesta puede resultar llamativa. Porque la respuesta se centra en el significado que asignamos a la palabra habilitar. Cualquier persona puede ser Coach, aún sin haber hecho un curso de coaching. Coach significa entrenador. Cualquiera de nosotros que quiera ofrecerse cómo coach puede hacerlo. No hay ninguna legislación que prohíba a una persona que ejerza como Coach. A diferencia de un psicólogo, que necesita una matrícula habilitante emitida por el Ministerio de Salud (si trabaja en consultorio), y que, además el ministerio mencionado, le solicitará su título de Psicólogo emitido por el Ministerio de Educación de la Nación, el coach no requiere de esta facultad o de esta matrícula. La respuesta entonces es: El título de Coach no es habilitante a nivel ejercicio de profesión, porque no existe tal cosa.

Ahora bien, hecha esta salvación, de más está decir, que considero que sería una falta de ética total que una persona sin estudios y preparación, trabaje como Coach. Pero eso es otra cosa que se aparta de esta pregunta inicial.




¿Qué diferencia existe entre una Carrera Oficial de Coaching y un Curso de Coaching?

Mantener mi objetividad será difícil en este caso, dado que como Director de IAFI, he decidido, tanto para PNL como para Coaching, no suscribir a IAFI al formato de carrera terciaria. Voy a exponer los motivos de mi decisión a continuación:
1-     El título es emitido por el Ministerio de Educación de la CIUDAD DE BUENOS AIRES. Personalmente, me gustaría que aclarasen que se trata del Ministerio de la Ciudad – Resolución tipo SSGECP -  y que NO SE TRATA del Ministerio de la NACIÓN – Resolución del Consejo Federal CFE. Tal como se promociona, se suele entender que es emitido por el Ministerio de Educación de la Nación, como un título de medicina.

2-     Seas Técnico en Coaching, o seas, Coach Certificado por un instituto, lo que importa es, dónde y cómo aprendiste. Ya que, como explique antes, el título no habilita. Lo mismo que puede hacer un técnico, lo puede hacer un no-técnico, porque la legislación no indica lo contrario.

3-     El Ministerio de Educación de la Ciudad, para transformar un curso en tecnicatura, exige que la carrera dure tres años. El resultado termina siendo, a mi entender, un relleno con otras materias que, si bien pueden ser de interés, como Antropología, Piscología, Planeamiento Estratégico, etc., se relacionan con formación académica. Y este es el punto de quiebre. IAFI no se sustenta tanto en lo académico, sino en la transformación. No nos interesa tanto el conocimiento, sino la sabiduría. Es decir, el conocimiento en la piel. Continuando con las analogías, en mi formación como ingeniero, no fue hasta trabajar en empresas de ingeniería, que entendí lo que era ser ingeniero. Lo que había estudiado en la universidad por supuesto que fue una base, pero la sorpresa fue cuando estuve en el campo, frente a frente con los problemas reales. Creo que el Coaching es así. Eres coach cuando tienes una persona llorando enfrente tuyo y conectas con la compasión. Eres coach cuando una persona requiere expresar su enojo y puedes sostenerlo. Saber sobre la tristeza o sobre el enojo, no es lo mismo que sostenerlas. Todos sabemos eso. Y IAFI no forma académicamente para que luego sus egresados lo practiquen. IAFI hace que sus alumnos lo vivan durante el curso.

4-      La tecnicatura exige que se curse por materias, a diferencia del tradicional curso de coaching, que es “un todo”. Pedagógicamente, fragmentar es necesario. Pero no por materias. El proceso es un continuo. Se fragmenta el aprendizaje en etapas, pero siempre desde un coach. Fragmentar por materias, significa que hoy eres un estudiante de antropología, y mañana eres un estudiante de estrategias, y pasado mañana de coaching. A mi entender, el proceso se interrumpe.

5-     Considero que muchas personas optan por la tecnicatura porque les otorga un título oficial. Con todo el respeto, en algunos casos esto responde a necesidades egoicas, es decir, poder sostener que tienes una carrera terciaria. Lo entiendo perfectamente. En el curriculum u hoja de vida, también puede ser una ventaja. Si bien este es un punto a favor, insisto en la necesidad de observarnos y elegir, si queremos formarnos adecuadamente o queremos sostener un título. Y con esto no digo que las instituciones que ofrecen la carrera terciaria no sean buenas. Solo advierto de no caer en la tentación.


¿Para qué sirve una certificación internacional?


Al igual que con la tecnicatura, de la cual vengo hablando, con las certificaciones o avales internacionales puede suceder algo similar. Muchas personas se centran en el hecho de que el diploma contendrá un sello adicional de una institución extranjera. Esto es cierto, pero nuevamente, eso es solo una formalidad que puede alimentar el ego, el CV u hoja de vida. Lo más importante de una certificación internacional, es que el programa debe cumplir con los requisitos que exige la Asociación Internacional que avala los programas. Es importante, no solo investigar a la institución educativa, sino también a la asociación que le avala. El público en general desconoce que hay asociaciones que con solo pagarles un dinero avalan el programa, sin exigencias de ningún tipo.  

¿Cuál es la mejor opción para ser un buen Coach?

En mi opinión, el Coach debe haber hecho un trabajo personal interior antes de ejercer. Hoy día todos sabemos que se ofrecen cursos on-line, e incluso presenciales, de 20 0 40 horas de duración. Estos cursos para mí opinión, degradan la profesión. He escuchado la frase “el coaching está prostituido”.

Quisiera hacer una analogía: Una persona quiere portar un arma, y le ofrecen dos cursos para conseguir la habilitación. El primer curso le ofrece 8 horas de tiro al blanco, más una lectura sobre los riesgos de portar el arma. Cuesta U$S 20 dólares. El segundo curso, le ofrece tres meses de preparación continua, asistiendo 2 veces por semana a diferentes pruebas. No solo de tiro al blanco, sino de armado y desarmado del arma, simulacro de situaciones de emergencia, y otras pruebas más. Complementan con lecturas sobre la consciencia de tener un arma encima. Incluye un test psicológico, el uso del arma en diferentes estados emocionales, y, por último, alternativas previas a elegir antes de usar el arma en cuestión. Cuesta U$S 200 dólares.

Tu hijo es amigo de la persona que adquirió la portabilidad del arma. ¿Qué curso te hubiera gustado que tome esa persona? ¿El de 20 o el de 200 dólares?
Sin embargo, si dividiéramos al público en dos, tendríamos una gran parte que elegiría el de 20 dólares y otra parte que tomaría el de 200 dólares. Hay muchas razones para elegir el de 20 dólares. Es más económico, más rápido, puedes seguir con tu día a día, es sólo un trámite. Tu sólo quieres la habilitación, consideras que estás listo, y el curso es solo una obligación. Por suerte, otras personas toman consciencia de sus limitaciones y elegirían el de 200 dólares. Saben que estarían bien preparadas, pueden reconocer que les vendrá bien aprender más, que nunca habían pensado en la emocionalidad cuando tienes un arma. El curso se vuelve en cierto momento, más importante que la portabilidad del arma.

Lo mismo sucede con el Coaching. Hay persona que quieren hacer el curso sin mucho esfuerzo. Consideran que ya están aptos para ser coaches (lo que se denomina ceguera cognitiva).  Imagina la diferencia que existe entre un Coach formado online en 40 horas y un Coach con un curso presencial, que trabajo su mundo emocional, su corporalidad, además de su lenguaje, y recibió 300 horas de capacitación. Y en general, estas formaciones, exigen exámenes rigurosos que validan, no solo la asistencia al curso, si no que la persona adquirió los conocimientos y que ha hecho un trabajo de transformación personal.

¿Cuáles son los límites del Coaching? ¿Cuál es la línea que separa el coaching de la psicología?

Más allá del tipo de coaching (sistémico, ontológico, de pnl, etc.) es importante comprender que hay limitaciones. Es importante saber decir NO. Delegar a otros especialistas más aptos para ciertas personas. El coach no debería trabajar patologías. Y no hace falta saber sobre patologías, porque podemos preguntarle a nuestro coachee por sus antecedentes. Si toma o ha tomado medicación.

Vuelvo a la analogía: anteriormente mencione que coach significa entrenador. Ahora, supongamos que somos entrenadores de un equipo de futbol, y nuestra tarea es motivar al equipo. Lograr que cada jugador saque sus recursos, que se dé cuenta de sus propias limitaciones, de sus creencias o juicios limitantes. Esto es lo que haría un entrenador. Pero si uno de sus jugadores tiene ataques de pánico, el entrenador le pedirá que haga una consulta psicológica o psiquiátrica. ¿no es así? ¿Por qué será que hay coaches que trabajan con depresiones graves, o personas con brotes psicóticos o esquizofrenia? No es por querer hacerles daño o por usufructuar con ellas. A mi entender, es por no saber decir “no puedo con esto”. El coach siempre tiene el beneficio de la interconsulta. Un coach que sabe decir que no, es una persona que sabe decir que no. Vamos a ponerlo al revés. ¿A quién le agrada tratar con una persona que siempre nos dice que “si”, aun cuando quiere decir “no”? Por eso es importante transformarse como persona antes de ser coach, para trabajar este tipo de actos lingüísticos, denominados Declaraciones Fundamentales.

¿Qué es el Coaching Ontológico?

En griego, Onto significa Ente, por ende, la Ontología es la rama de la filosofía que se ocupa del estudio de los Entes. Así como el amante ama, el pudiente puede, el Ente Es. Esto incluye a los seres humanos, pero también a todas las cosas e ideas, lógicas o no, como una montaña, la raíz cuadra de 2, la madera de hierro, y Sancho Panza.

Podemos afirmar entonces que el Coaching Ontológico se ocupa del ser que somos. Y la ontología del lenguaje, estudia la manera en que el lenguaje afecta al ser que somos. No solo lo afecta, lo transforma a él y a su realidad. Por eso, se dice que es un coaching transformacional.

Haciendo una bajada más pedagógica, el Coach escucha el problema que trae el coachee, y guía al coachee para que observe cómo ese problema puntual tiene que ver con su ser de este presente. Y continúa guiándolo, para que transforme su ser, lo que se conoce como devenir. El devenir es la piedra fundamental de la Coaching Ontológico.

Por ejemplo (y haciendo supuestos), si una persona nos menciona que tiene problemas con su jefe, en otro tipo de coaching, puede trabajarse como objetivo resolver únicamente ese problema. En la ontología, le mostramos al coachee cómo ese problema se le repite en otras áreas de la vida. El coachee comienza a darse cuenta que no es el problema con su jefe, sino que es un patrón aprendido que se repite con cualquier figura de autoridad. De esta forma, en la ontología trabajamos a un nivel del “Ser que Es” el coachee. Modificando la forma de relacionarse con todas las figuras de autoridad, solucionará el problema inicial que trajo.

¿Qué diferencia hay entre coaching sistémico, ontológico, life coaching o business coaching?

Coaching Ontológico y Coaching Sistémico son estilos de Coaching. Life Coaching o Business Coaching son áreas de trabajo. Tu puedes haberte formado en cualquier tipo de coaching, y dedicarte al Coaching de vida o al Coaching de negocios. A veces se confunden el tipo de formación con las áreas de trabajo.

¿Cuál es el factor esencial a tener en cuenta en una formación de coaching?

Desde mi opinión, cualquier formación de coaching tiene que tener trabajo corporal. Casi todos nosotros creemos que el razonamiento correcto nos llevará a conclusiones o decisiones acertadas. Sin embargo, desde mi creencia y sustentado por la antropología, primero decide el cerebro límbico, el de las emociones. Las emociones están grabadas en el cuerpo. Nuestro cuerpo a lo largo de nuestra historia actúa de forma inconsciente a diferentes estímulos. Por ejemplo, podemos darnos cuenta por la corporalidad si una persona es tímida o confiada. Cuando somos tiernos nuestro cuerpo toma una postura diferente a cuando estamos cerrados. Y esto no lo podemos manejar desde el pensamiento. Investigar nuestra propia corporalidad es un paso fundamental para devenir en el ser que queremos ser. Debido a la historia de nuestra cultura seguimos sosteniendo que el lenguaje es lo único importante, pero cada vez más, ese paradigma se está modificando. El lenguaje es lo más importante porque con el construimos relaciones, y aún más, realidades. Pero nuestro lenguaje parte de nuestra corporalidad y emocionalidad. En forma analógica, es como tener un coche último modelo con el motor roto. Por más lindo que sea por fuera, si no tiene un buen motor nunca podremos lucirlo. El motor es nuestro cerebro límbico.

Espero que sea de utilidad. Todo lo escrito aquí, no es la verdad, es la opinión subjetiva del autor, basada en su experiencia y camino personal, como formador y coach, pero especialmente, como persona.

Afectuosamente,

Axel


Este enlace es útil si busca cursos de coaching ontológico en capital federal, o en buenos aires o cualquier curso de coaching en Argentina. Si desea saber la diferencia entre ontología y otros tipos de coaching para poder decidir que tipo de coaching estudiar. También será últil si desea conocer de donde viene la ontología y su relación con la filosofía. Avales a tener en cuenta si desea realizar una formación de coaching. La importancia del cuerpo y la emoción en el coaching, y los diferentes programas que se ofrecen. A la hora de tomar la decisión sabemos que es importante donde estudiar y qué clase de curso o posgrado de coaching realizar. No dude de consultar por los respaldos internacionales en cualquier lado.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Cursos de Coaching en Argentina

FORMACIÓN EN COACHING ONTOLOGICO

COACHING ONTOLOGICO PROFESIONAL 

AVALADO DE FORMA INTERNACIONAL


Esta formación se puede cursar tanto en la sede de Buenos Aires como en la sede de Bogotá, y consta de 18 días presenciales más trabajos individuales. La modalidad de cursada está planteada para que puedan asistir personas que vivan en culaquier región, teninedo que presentarse solamente a los 4 encuentros que se detallan en el folleto informativo.

Al terminar la formación recibes credenciales de Coach Ontológico, avalado por la Asociación Euroamericana de Profesionales del Coaching (AEAPro) y la International Association for Neurolinguistic Programming (IANLP).


“Uno de los valores de IAFI es que si quieres ser coach primero trabájate a ti mismo. A mi entender ser coach, ser coachee o ser persona es lo mismo. Este es un curso de cambio en el “ser” que eres, y no, en tu “hacer”. Por esta razón gran parte de la formación está dedicada al crecimiento personal y a tu transformación. Ser Coach no es ejercer técnicas, es estar disponible para los demás; no solo desde tu mundo racional sino también desde tu mundo emocional.”
Ing. Axel Persello

Se trata de una formación internacional basada en los principios del Coaching Ontológico, y acompañado por herramientas de la PNL y técnicas expresivas de la Gestalt y el Teatro Terapéutico,orientada al Life Coaching y Business Coaching.

En estos videos, Axel Persello, Presidente de IAFI, te explica cómo es el coaching de IAFI, qué se espera de un Coach y qué diferencia hay entre PNL y Coaching. Podrás evacuar muchas dudas.



Segunda Parte


  
ELIGE TU SEDE MÁS CERCANA
Argentina: Solicite información por mail a cursos@iafi.com.ar o por teléfono al (+54 11) 4806-9015
Colombia: Solicite información por mail a cursos@pnliafi.com.co o por teléfono al (+57 1) 759-9352  

Ex alumnos de IAFI que hayan obtenido su diploma de Practitioner, Master o Trainer consultar por condiciones especiales.

“Sé que hay cursos de coaching más breves y el hecho de que nuestro curso requiera, además de 18 días presencales a lo largo de un año, cerca de 200 horas más de trabajo, lo vuelve un producto más vulnerable contra la competencia, pero es la única manera de formar coaches como los que IAFI quiere ver y enorgullecerme. Es un desafío transformar a una persona en tan poco tiempo"
 Ing. Axel Persello
Coordinador del Programa:
Ing. Axel Persello, Coach acreditado por la ICF (International Coach Federation), la AAPC (Asociación Argentina de Profesionales del Coaching), Coach de PNL acreditado de la Asociación Internacional de PNL como (NLP-Coach), y acreditado por la Asociación Euro Americana de Profesionales del Coaching. Además de Trainer en PNL entrenado por Robert Dilts en California, luego continuó sus estudios con Stephen Gilligan (discípulo de Milton Erickson) en San Diego. Gestaltista en Organizaciones.
Participarán de esta formación el equipo docente de IAFI, Coaches mentores y otros profesionales invitados especializados en diferentes áreas.

Contáctanos y te enviaremos el archivo con todos los detalles que necesitas saber. Infórmate bien. Envía un mail a cursos@iafi.com.ar ahora y te contestaremos en minutos o por teléfono al (54 11) 4806-9015.

Sugerimos que visites nuestra página de avales internacionales y nuestra página de prensa en estos enlaces. 

Este post es útil si buscas cursos de coaching en argentina, estudiar coaching, formación de coaching, escuela de coaching, que es un coach, coaching de IAFI, coaching y pnl, diferencia entre coaching y pnl, coaching en buenos aires, coaching icf, estudios de coach, que es coaching

sábado, 17 de octubre de 2015

PNL Sistema Familiar e Identificación de Roles

REIMPRONTACION: EL CAMBIO DE HISTORIA PERSONAL

Identificaciones en el Sistema Familiar

No cabe la menor duda que la familia es un sistema. Sus miembros se relacionan y no funcionan por separado y de forma independiente. La familia surge de los miembros de la misma y de las relaciones entre ellos. Aún siendo poca la relación entre dos integrantes, no deja de ser una relación, e incluso, podría ser una de las partes que más afecta al sistema. De hecho, la familia es considerado un sistema complejo por la cantidad de relaciones y porque sus integrantes son seres humanos, quienes tiene energía propia. Además dentro del sistema familiar, existen subsistemas: todas las mujeres de la familia, todos los hombres, el subsistema fraternal (hermanos), el subsistema parental, etc. A modo de introducción, trato de que el lector comprenda la complejidad de las relaciones familiares. Porque con un sistema tan complejo, podemos entender que sucedan algunas cosas que nos resultan normalmente inaceptables, o peor aún, las negamos.

Nuestra crianza conformó nuestra primera identidad, y si bien el ser humano está en permanente cambio, en un devenir, existen creencias arraigas sobre la identidad, que permanecen en nuestro inconsciente y nos generan conflictos con las creencias que fuimos adoptando de adultos.

Por ejemplo, cualquier persona tiene la capacidad de conversar, de expresar sus sentimientos, de hacer bromas, de hablar seriamente, en definitiva, de sociabilizar. Sin embargo, ¿cuántas veces he visto o escuchado que a Juan le cuesta sociabilizar o que Juan tiene fobia social? Como sería esto posible si Juan en privado puede conversar. Aquí normalmente encontramos creencias del niño interior de Juan. "No seré aceptado". No es el adulto él que habla, sino una parte de Juan que quedó anclada al pasado. Este tipo de creencias normalmente se generan por la famosa impronta.

La palabra "impronta" se la debemos a Konrad Lorenz, quien estudió el comportamiento de los patitos desde el momento en que salen del cascarón. Lorenz des­cubrió que cuando los patitos salían del cascarón, durante un día aproximadamente buscaban una figura "materna". Los patitos tienen una única sub-modalidad particular para definir a su madre. Todo lo que debe hacer la madre es moverse. Si algo se mueve, el patito lo sigue.

Por ejemplo, los patitos seguían a Lorenz mientras él caminara. Aproximadamente un día después habían termi­nado ya la improntación de su madre. Acabado el periodo de improntación, si les traía a su verdadera madre la igno­raban y continuaban siguiendo a aquel caballero austríaco. Por eso lo seguían los patitos. Cuando se levantaba por la mañana, en lugar de hallarse fuera, en su nido, estaban todos acurrucados en el portal, alrededor de sus botas.

Incluso se improntó en uno de estos patitos la idea de que su madre era una pelota. Empujaban la pelota hacia todos lados y el patito la seguía. Cuando el patito que pensaba que la pelota era su madre se convirtió en adulto, no cortejó ni se apareó con otros miembros de su propia especie. En lugar de ello desa­rrolló su comportamiento de cortejo y trató de aparearse con cualquier cosa redonda.

Esto demuestra que cuando el patito creció, la impronta de la madre se transfirió a la impronta de una pareja.

Y eso es lo que ocurre con los seres humano. Por ejemplo, como hombre, tuvimos  una madre que se victimiza y buscamos una pareja que se victimice. Como mujer tenemos un padre agresivo y nos relacionamos con hombres agresivos. Nuestra mente consciente dice "por qué estoy en esta relación", y lo que ocurre es que, o bien seguimos, o buscamos una nueva pareja, pero la historia se sigue repitiendo. Si nuestra madre era agresiva, nos transformamos en madres agresivas. El algunos casos, introyectamos el opuesto. Como mi madre era agresiva, yo seré el opuesto, y entonces vemos madres que no puede poner límites a sus hijos, porque temen parecerse (e identificarse) con su propia madre. Creemos que nos hemos librado de lo que vivimos, pero sin darnos cuenta seguimos respondiendo a ese patrón. Con las emociones también pasa algo similar. Si crecimos en una familia donde el enojo era el común de todos los días, esa emoción será un conflicto en nuestra vida. O bien me enojaré excesivamente, o no podré expresar mi enojo.



Dice Robert Dilts

 "Si un padre abusa físicamente de su hija, esa impronta creará, cuando ella crezca, un patrón interesante. Independientemente de lo que ella desee hacer o de lo que lógicamente conozca, se involucrará con frecuencia en rela­ciones abusivas, porque esa impronta es como un arquetipo que le marca cómo debe ser su relación con un hombre."

He decido escribir este breve artículo porque además  de verlo en mis alumnos, también lo veo en mí. Lo escribo desde el corazón, desde mis propias heridas, desde la compasión cuando acompaño a alguien en este proceso, al escuchar lo doloroso de sus historias. También lo escribo porque no es puramente algo  que trabaja la PNL, sino que el psicoanálisis también sustenta la teoría de "Identificarse con el agresor".

Este autor insiste en que, el saber PNL, no nos convierte en psicólogos, muy lejos de eso estamos. El ser Coach tampoco se asemeja. Mientras que el psicólogo tiene estudios y teorías que refuerzan lo que está presenciando o lo que está intuyendo, el Coach o Programador, se basa más en lo fenomenológico. Tampoco desmerezco al Coach, porque tener teorías a veces no nos permite ver lo está pasando, sino que nos conduce a ver lo que suponemos que tendría que estar pasando. Ambos, la terapia y el coaching (incluyo a la PNL dentro del Coaching) son eficientes en determinados contextos y con determinadas personas.

La técnica de reimprontación es ecológica, porque permite al coachee disociarse de la experiencia (ver y escuchar sin sentir). Es una técnica que se enseña a nivel Master en PNL, y como remarco a mis alumnos, no ingresemos a un lugar donde el coachee no está preparado a entrar.

Justamente por razones ecológicas, no voy a describir la técnica en sí, sino, presentarle a lector experiencias de referencia donde pueda ver o sentir que algo de lo que lee, está ocurriendo en su vida.

Retomando la teoría de la impronta, si una madre abusa físicamente de su hija, cuando ésta crezca terminará de algún modo abusando de sus propios hijos y se odiará por ello, pero no sabrá por qué. Esto sig­nifica que nuestras primeras experiencias no sólo afectan a nuestros sentimientos, también crean modelos muy profun­dos para las relaciones futuras.

En ciertas situaciones de su vida el individuo será irre­sistiblemente atraído a seguir ese modelo. Le guste su papel o no, puede ser el único que tiene. Dentro del mismo mode­lo, pasará a ocupar la segunda posición. De algún modo adoptará ese segundo papel.

Citando nuevamente a Robert Dilts:

La gran fuerza que ese modelo profundo tiene me impresionó por primera vez en una ocasión en la que estaba trabajando con una mujer que tenía cáncer de garganta. Se hallaba en un profundo atolladero dentro de su proceso de recuperación. Finalmente estalló: "siento como si se hubie­ran llevado mi garganta lejos de mí. Mi cuerpo no es mío".

Así, hice que centrara su atención en esa sensación y que recorriera su historia hacia atrás. De repente regresó hasta un recuerdo muy temprano. De este modo lo descri­bió ella: "soy una niña pequeña y mi madre me está suje­tando y me está sacudiendo". Pero toda su fisiología cuan­do decía esto era la de su madre agresiva, no la de una niña indefensa. Su voz estaba llena de odio y violencia. Pensé: "no está retrocediendo hasta ser una niña pequeña". Con ese comportamiento estaba retrocediendo hasta ser la madre que sacudía a la niña.

Este tipo de experiencias no se pueden resolver lleván­dole un recurso sólo a la niña. Toda su neurología está orga­nizada alrededor de la madre. Ella se convierte en la madre. Un cambio de historia típico no funcionaría aquí. Había incorporado el papel de la madre a sí misma. Nos guste o no, incorporamos en nosotros mismos los papeles que aprendemos de otras personas significativas. Los psicoanalistas llaman a esto identificación con el agresor.

A fin de construir un modelo del mundo, construimos también modelos de otras personas significativas, y al construir un modelo con diferentes papeles es posible inte­gramos en él. Especialmente si esas personas significativas tienen una influencia sobre nuestra identidad.

Entonces esto puede convertirse en una organización muy poderosa en nuestra propia vida. Cuando somos niños, nos identificamos con un cierto papel dentro del sistema familiar. ¿Qué sucede cuando nos convertimos en adultos?

¿ Quiénes somos?

Como me dijo una mujer que había sido físicamente maltratada por su madre: "cuando era pequeña y recordaba estos sucesos, siempre me identificaba con la niña; tenía miedo. Hoy, que soy adulta, cuando lo recuerdo, me es más fácil identificarme con la madre. Ya no puedo ser la niña. Por lo que experimento odio y cólera al mismo tiempo que miedo. Ahora soy adulta. Soy la madre y soy la niña".

Fin de la Cita

El trabajo de reimprontación se sustenta en revivir la experiencia inicial que generó la impronta, pero llevando recursos tanto al niño como al adulto. La intensidad emocional (en el momento adecuado) es tan fuerte, que queda grabada la experiencia como si realmente hubiera sucedido. En este caso, sucede que la mente consciente sabe que fue un ejercicio, pero el inconsciente comienza a responder siguiendo patrones diferentes.

Considero que es una herramienta muy efectiva, sin embargo no puedo sostener con evidencia que sea la solución definitiva. Eso dependerá del Coach, del Coachee, del contexto, de la impronta, etc.

Creo que lo primero de todo es darse cuenta. Examinarnos. Tratar de ver que patrón se repite en nuestras relaciones. Pedir que alguien que nos conozca o un Coach con experiencia nos de una mirada de algo que nosotros mismos no podemos observar. El primer paso para el cambio, es DARSE CUENTA.


Ing. Axel Persello
Director de IAFI
Trainer en PNL

Coach ICF


Esta nota es útil si busca roles en la familia, identificación con agresores, coaching y pnl, reimprontacion, aprender pnl, pnl en argentina, diplomado pnl, coach y coachee, pnl y coaching, iafi, teoria de la reimprontacion